Literatura Universal. Tema 3: Épica Medieval y creación del ciclo Artúrico

Introducción:                                                                                  Descargar tema completo


– La épica es una narración heroica en verso que presenta las hazañas de un héroe cuyos hechos resultan de interés especial para una colectividad.
– Las epopeyas griegas de Homero Ilíada y Odisea (compuestas alrededor del siglo IX a.C.) y la Eneida del poeta latino Virgilio fueron los modelos del género épico.
– En la Edad Media europea encontramos dos formas de literatura épica: los cantares de gesta y los poemas caballerescos.

1. Cantares de gesta:
– Son los relatos épicos que difundían los juglares, de carácter heroico, que tenían por objeto las hazañas de un héroe y que estaban destinados al canto o a la recitación (de ahí el nombre de “cantar”).
– Los juglares cantaban o recitaban estos cantares de gesta en palacios, en plazas o mercados. La transmisión oral, a cargo de los juglares, permitía añadir, quitar o reelaborar pasajes de acuerdo con los gustos del público. De ahí que en estas composiciones, basadas en un hecho histórico, aparezcan están impregnadas de elementos de ficción con el fin de amenizar el relato.
– Los más importantes cantares de gesta son Los Nibelungos en Alemania, la Canción de Roldán en Francia y el Poema de mio de Cid de nuestra literatura castellana. Todos ellos están compuestos entre los siglos XI al XIII.

1.1. Cantar de los Nibelungos:
– En esta epopeya germánica Crimilda debe vengar a su marido Sigfrido, que ha muerto a traición, a manos del guerrero Hagen. Crimilda acepta casarse con Atila y, en la corte de los hunos, aprovecha una fiesta para matar a su propio hermano Gunther, cómplice del asesino, y cortarle la cabeza al fiero Hagen con la espada de Sigfrido.
– Los Nibelungos influyó en otros cantares de gesta y en el siglo XIX inspiró a Wagner en una de sus óperas.

1.2. Cantar de Roldán:
– El poema se desarrolla en España y en él se describe la persecución que sufrió el ejército de Carlomagno en el desfiladero de Roncesvalles.
– El héroe del cantar es Roldán, guerrero valiente que perece por su orgullo, al no querer pedir ayuda al ejército imperial. Junto a él está el prudente Oliveros, formando así la pareja que encarna las dos grandes virtudes del héroe: la valentía en Roldán y la prudencia en Oliveros.

1.3. Poema de Mío Cid:
– El Cantar relata las hazañas de Rodrigo Díaz de Vivar.
– Está dividido en tres cantares:
Cantar del destierro: El Cid sale de Castilla al ser desterrado injustamente por el rey Alfonso VI.
Cantar de las bodas: El Cid conquista Valencia, Alfonso VI perdona al Cid y las hijas del Cid se casan con los infantes de Carrrión

Cantar de la afrenta de Corpes: Los infantes de Carrión, debido a las burlas que sufren de los hombres del Cid por su cobardía, maltratan a sus esposas en el robledal de Corpes. Los hombres del Cid vencen a los infantes en un duelo y las hijas del Cid celebran sus bodas con los infantes de Navarra y Aragón, lo que supone la glorificación final del héroe.

2. Poemas caballerescos. Creación del ciclo artúrico:
A mediados del siglo XII triunfa en Francia un tipo de narraciones cultas en verso, llamadas novelas cortesanas, que siglos más tarde darán lugar a la novela de caballerías. El protagonista es un caballero que se que se enfrenta a grandes peligros para lograr la fama, la perfección moral y el amor a su dama.
Estos poemas caballerescos se diferencian de los cantares de gesta en que:
– Sus héroes no acaudillan grandes ejércitos, sino que actúan individualmente y por motivos personales.
– La mujer es una pieza fundamental en el desarrollo de la acción.
– Sus obras están destinadas a la lectura, no a la recitación.
Sus argumentos giran en torno a lo que se ha denominado materia de Bretaña o ciclo artúrico. Recibe este nombre por su personaje principal, el rey Arturo (o Artús), rey de los bretones en el siglo VI.

– La leyenda del rey Arturo fue iniciada en el siglo XII por el monje bretón Godofredo de Monmouth en su obra escrita en latín Historia de los reyes de Bretaña, obra que fue traducida poco después al francés por el poeta Wace , con el título Roman de Brut.

– Chrètien de Troyes es el autor francés que da forma al ciclo artúrico. Recoge la tradición que venía de Godofredo de Monmouth y de Wace, y elabora una serie de novelas sobre aquellos asuntos y caballeros.
• Una de sus novelas es Lancelot o El caballero de la carreta, donde se cuentan los amores del caballero Lanzarote por Ginebra, la mujer del rey Arturo.
• También escribe Perceval o Cuento del Grial. En ella narra cómo Perceval, cuando era un niño, al ver un grupo de caballeros, se emociona ante sus vestidos y armas, y decide ir a la corte del rey Arturo, para llegar a ser caballero. Logra ser el mejor, ayudado por los amores de Blancaflor. En una de las escenas, aparece el grial o copa que usó Jesús en la Última Cena, y con la que José de Arimatea recogió la sangre que manó del costado de Cristo al ser herido en la cruz por el centurión. Ese grial pasa a ser uno de los elementos más simbólicos y misteriosos de la obra y es retomado constantemente en alguna de las obras posteriores de otros autores. 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s