Literatura Universal. Tema 1: Literatura Bíblica.

0. Introducción:

Descargar tema completo

– La Biblia es el conjunto de libros sagrados, las Sagradas Escrituras, donde se fundamentan las religiones judía y cristiana. En ambas religiones se considera que la
fuente única de estos libros es la revelación divina que Dios hace a los hombres de manera gradual y progresiva sobre sus designios.
– La Biblia está formada por el Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento.
– La mayoría de los libros del Antiguo Testamento fueron escritos en hebreo, aunque hay otros en arameo y en griego. Los del Nuevo Testamento fueron escritos principalmente en griego. Destaca la traducción de la Biblia al latín realizada por San Jerónimo en el siglo IV, que se conoce como la Vulgata.

1. Antiguo Testamento:
– El Antiguo Testamento agrupa un conjunto de libros escritos en distintas épocas desde el siglo XIII a.C. hasta el siglo I a.C. Presenta en definitiva la trayectoria del pueblo hebreo en la Antigüedad.
– Contiene:
•Libros históricos:
El principal es el Pentateuco , que a su vez contiene cinco libros:
– Génesis, que describe la creación del mundo y del hombre.
– Éxodo, que relata la travesía del pueblo hebreo hacia la Tierra Prometida
bajo la guía de Moisés y con la ayuda de Yahvé.
– Los otros tres libros son el Levítico, los Números y el Deuteronomio.
Además del Pentateuco, están otros libros históricos como los libros de
Josué, Jueces, Judit…

Libros poéticos. Los principales son:
Salmos, que se recitaban o cantaban en las celebraciones religiosas.
En estas composiciones poéticas es recurrente el recurso literario
del paralelismo, además de otras figuras como la anadiplosis o la
anáfora.

Cantar de los Cantares, que aparecen bajo la forma de diálogos amorosos entre la esposa y el esposo. Si para algunos críticos estos poemas tienen cierto carácter erótico para otros estos poemas han de interpretarse de modo alegórico como las relaciones entre Dios e Israel o del alma y Dios.

Libros proféticos. Los profetas eran los mediadores entre Dios y el pueblo de Israel. Tenemos libros de los profetas Isaías, Jeremías, Ezequiel…

Libros sapienciales, dentro de los cuales están los Proverbios. Recogen enseñanzas morales, consejos y reflexiones sobre la vida.

2. Nuevo Testamento:
– El Nuevo Testamento, agrupa un conjunto de libros que están escritos después de la venida de Cristo.
– El Nuevo Testamento está formado por:
• Los cuatro Evangelios de San Mateo, San Marcos, San Lucas y San Juan, que presentan la figura y la historia de Jesucristo. Estos cuatro Evangelios son los reconocidos por la Iglesia y conforman el canon. En contraposición a ellos, se encuentran los Evangelios Apócrifos, que son textos que no son considerados de inspiración divina y que narran los hechos principales de Jesucristo. 

• Los Hechos de los Apóstoles, que relatan la propagación del Cristianismo por el mundo griego y romano.
• Las Epístolas o cartas dirigidas a las distintas comunidades de fieles.
• El Apocalipsis de San Juan. Presenta símbolos fantásticos, la intervención angélica y visiones simbólicas a través de las cuales se expresan contenidos doctrinales.

3. Influencia de la Biblia en la literatura occidental:
La Biblia ha ejercido una influencia decisiva en la literatura y cultura occidental, que, con mayor o menor incidencia según la época, no dejó nunca de estar presente en temas, géneros, recursos …

Dentro de la literatura medieval destaca la Divina comedia de Dante. Su argumento es el recorrido que el poeta hace por el Infierno y el Purgatorio, guiado por el poeta latino Virgilio; y por el Paraíso, en compañía de su amada Beatriz. En la obra aparecen personajes bíblicos como Judas, consumido por los tormentos en el Infierno.

En el Renacimiento el poeta místico San Juan de la Cruz presenta influencias del Cantar de los Cantares en poemas como Noche oscura, cuando describe la unión del alma con Dios de manera alegórica.

En el siglo XVII Milton escribe El paraíso perdido, sobre el tema bíblico de la caída de Adán y Eva. En el Barroco Calderón se inspira en la Biblia para sus Autos Sacramentales.

En el siglo XVIII el Padre Isla con su Fray Gerundio de Campazas, satiriza a los malos predicadores de su época en un género plagado de referencias bíblicas.

En el siglo XIX, aparecen autores que despreciaban el cristianismo, lo que significó una pervivencia de lo religioso cristiano tratado con valor negativo. Por ejemplo, en Salomé de Oscar Wilde se presenta a San Juan Bautista como una figura espantosa y Anatole France en El procurador de Judea se refiere a Jesús con olvido desdeñoso.

En el siglo XX tenemos por ejemplo a Alberti, que en obra surrealista Sobre los ángeles presenta influencias del Apocalipsis de San Juan.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s